Para reflexionar y rezar

 
- Les ayudaré a cumplir su misión.
- Pondré paz en sus familias.
- Los consolaré en sus angustias.
- Seré su refugio en la vida y en la muerte.
- Bendeciré las obras que me confíen.
- Atraeré a mi misericordia a los pecadores.
- Llevaré a los tibios al fervor.
- Haré perfectos en el amor a los fervorosos.
- Bendeciré las casas que se consagren a mí.
- Ablandaré los corazones endurecidos.
- Grabaré en mi Corazón, el nombre de aquel que lo grabe en el de sus hermanos.
- Vendré con el auxilio final de mis sacramentos, a todo el que comulgue los nueve primeros Viernes de cada mes.